domingo, 25 de enero de 2015

POLLO CAMPERO ASADO AL HORNO CON PATATAS

Receta-de-pollo-campero-asado-al-horno-con-patatas


Aquí vengo de nuevo y os traigo esta receta de elaboración del Pollo Campero Asado Al Horno con Patatas que en casa triunfa.

Y es que les encanta, y a mi también, pues además de estar muy rico y ligero (yo me como la pechuga sin piel), es tan cómodo de hacer pues casi se hace solo en el horno. El resultado tras el horneado es delicioso. El pollo queda jugoso por dentro y crujiente por fuera. De sabor, impresionante debido sobre todo a las especias aromáticas en fresco que se le añade a la receta (Tomillo y Romero), así como la calidad de éste pollo campero (el de la piel amarilla) que tan rico está.

En la receta, apenas se añade grasa, salvo la cucharadita de manteca que nos servirá para preservar la grasa de la piel del pollo durante el horneado y así no quede seco tras el mismo, quedando jugoso por dentro y crujiente por fuera. Si quitáis la piel a la hora de comer, le habréis quitado practicamente toda la grasa que contiene la receta, lo cual lo convertirá en una comida muy saludable.


INGREDIENTES DEL POLLO CAMPERO PARA CUATRO PERSONAS:


1 Pollo Campero de 1.800g aprox.
1 Vaso de Vino Blanco
1 Vaso de Agua.
1 cucharadita (de las de postre) de Manteca de Cerdo
1 pastilla de Caldo de Ave/Pollo
Medio Limón
Ramas de Romero fresco, y Tomillo. 3 ó 4 Ajos Secos.
Sal y Pimienta Negra. Unas gotas de aceite de oliva para embadurnar la bandeja.

Guarnición:

3-4 Patatas cortadas en laminas gruesas o gajos.
1 Cebolla cortada a tiras cortas.

Horno: Precalentado a 200º.- Horneado: 180º Calor Arriba y abajo durante 1.30h. + 40 minutos 190º con Ventilador.- Total Horneado: 2 horas y 10 minutos Aproximadamente.

 Aquí os dejo el vídeo de elaboración para que veáis la receta en menos de 3 minutos:




 

ELABORACIÓN Y HORNEADO DEL POLLO CAMPERO:


Lo primero que haremos será poner a calentar el Horno a 200º de Temperatura. Sacamos la manteca de cerdo de la nevera.

Nos ponemos a limpiar bien el pollo de plumas y grasas superficiales sin quitarle la piel, dejándolo limpio tanto por el interior como por el exterior. Por la apertura del pollo, introducimos las ramas de romero y tomillo, una pizca de sal, y medio limón. Atamos con una cuerda los muslos hacia dentro de manera que esta abertura quede cerrada. Forramos con papel de aluminio tanto las puntas de las alas como los finales de los muslos. (Al carecer estas partes de grasa y carne, quedarán quemados tras éste largo horneado, por lo tanto los protegeremos para que no ocurra desde el principio con ésta técnica):


Ahora ponemos en un recipiente la pastilla de ave/pollo desmenuzándola con las manos. En este recipiente, añadimos también tomillo desmenuzandolo con las manos, una pizca de pimienta negra y una pizca de sal. Introducimos la manteca de cerdo que tendremos a temperatura ambiente. Mezclamos bien con la cuchara hasta obtener una pasta homogénea. Con ella, y con las manos, embadurnamos todo el pollo por todos los lados. Con unas gotas de aceite, embadurnamos la bandeja o fuente donde vayamos a hornear el pollo con ayuda de papel de cocina las esparcimos por todo el fondo:


Ponemos el pollo boca abajo en la fuente preparada. Es decir, las pechugas en contacto directo con la fuente, y lo introducimos en la zona media del horno precalentado. La temperatura la bajamos a 190º con calor arriba  y abajo y ventilador si se dispone. A los 10 minutos de introducirlo en el horno, o cuando veamos que la manteca se ha disuelto, lo regaremos con medio vaso de agua y medio vaso de vino blanco. Lo dejaremos asando durante 30 minutos más aproximadamente o hasta que veamos que se ha dorado el pollo por la parte superior:




Ahora sacamos la bandeja o fuente del horno y le damos la vuelta al pollo. Lo volvemos a regar con el otro medio vaso de agua y de vino. Lo introducimos de nuevo en el horno, y bajamos la temperatura a 180º manteniéndolo con calor arriba y abajo. (Quitamos el ventilador si lo hemos conectado).

Lo tendremos unos 30 minutos más dorando y mientras procederemos a preparar la guarnición, pelando y cortando la cebolla a tiras pequeñas y las patatas a rodajas gruesas o gajos. A los ajos los mantendremos con la piel y les daremos un golpe con un cuchillo ó maza.

 Transcurridos estos 30 minutos, introducimos la guarnición de patatas, cebolla y ajos, en la fuente del pollo espolvoreando con una pizca de sal. Aprovechamos y regamos con los jugos que queden en la bandeja nuestro pollo. Volvemos a introducir en el horno y dejamos asando el mismo durante una hora aproximandamente, regando el pollo de vez en cuando con el propio jugo que quede en el fondo de la bandeja. Si es necesario, y vemos que el pollo va quedando muy dorado durante ésta ultima hora, lo cubrimos con un trozo de papel de aluminio por la parte superior dejándolo caer sobre él sin necesidad de acoplar el mismo a toda la bandeja. (El peso y volumen de éste pollo necesita de éste tiempo y temperatura de horneado, por el contrario, quedaría muy tostado por fuera y crudo por dentro). Apagamos y servimos en una fuente acompañando a nuestro pollo de toda su guarnición:

Trinchamos el pollo en cuatro partes, separando las pechugas de los muslos y contramuslos. Servimos en raciones individuales, acompañandolo con la guarnición de patatas y salseandolo por encima con los jugos que hayan quedado en la bandeja:
La Empana Light de Bego.- Pollo Campero Asado al Horno con Patatas.- Sugerencia de presentación.

Sugerencias: Podéis utilizar un pollo normal cuyo peso sea aproximado al indicado en ésta receta, para ajustar todos los tiempos y temperaturas de horneado que se indican, aunque si que es verdad que a veces y en este tipo de recetas, el pollo campero o criado con maíz cuya piel es amarilla, queda muy sabroso y jugoso con el horneado y el especiado, siendo en este caso por la diferencia en sabor in-negociable las especias frescas (tomillo y romero) que le dan un punto excepcional. Además no deja de ser económico como buena opción para ocasiones especiales en las que se quiere conseguir un plato principal exquisito y resultón, sin apenas esfuerzo.


Aquí os dejo otra sugerente receta:



Y esta otra forma de hacer el pollo:



Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de Youtube para no perderte ningún truco y/o receta.





Podéis seguir mis recetas en Facebook, Twitter, Pinterest ó YouTube. Os espero¡¡¡

Bon Profit¡¡¡

15 comentarios:

  1. Bego te ha quedado tan bonito, que le daría un par de besos antes de comérmelo, jaaa, jaaaa
    La verdad es que la diferencia entre el pollo campero y el normal, es sustanciosa, realmente merece la pena gastar un poco más, porque queda mucho más rico...
    Y tal y como lo has preparado, queda como para hacerte la ola, y a estas horas... ummmmmh, para babear!!!!
    Además se hace casi sólo y como bien dices,quitando la piel, super sano;)
    Un besote muyy gordo y muyy feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj qué graciosa¡¡¡ Nos lo comemos a besos¡¡¡ Un besote a ti también Nines. Feliz semana guapisima ;)

      Eliminar
  2. Los asados de pollo nos encantan y si es campero mucho más, ya que tiene más sabor y jugosidad. Los asocio mucho al domingo que es cuando siempre los hacía mi madre y al encontrármelo hoy precisamente, he rememorado viejos tiempos. Una buena receta sin duda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ja,ja, ja, ja,... nosotros también hemos comido pollo al horno hoy! Este tuyo se ve muy rico y me gusta mucho cómo lo has preparado!
    Indudablemente no hay color entre el pollo campero y uno normal. Y eso también se nota en el sabor de la carne!
    Besos y feliz semana, preciosa!

    ResponderEliminar
  4. Riquísimo! Yo no quito la piel a la hora de comer...ya se...aquí esta la grasa pero esta delicioso caliente y así doradito, crujiente ummm jajajaja
    Me encanta preparar pollo al horno! es rápido, limpio, delicioso
    besos

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmm Un pollo delicioso. Mira que hay mil versiones de pollo al horno, pues a mi me gustan todas. Te ha quedado fantástico. Feliz semana preciosa

    ResponderEliminar
  6. Pintaza Bego, totalmente irresistible!!!!
    Un abrazo y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  7. El dorado del pollo es perfecto, y el jugo que tiene es ideal para tener una barra al lado e ir mojando.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Que pinta mas estupenda! Con lo que me gusta a mi el pollo asado, tiene que estar buenísimo. un beso.

    ResponderEliminar
  9. Una receta muy rica y apetecible.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
  10. Una receta muy rica y apetecible.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
  11. Uhmmm!!! Pollo asado y a estas horas, que buenooooo!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Bego !!!
    Pero que pollo tan rico has preparado
    Preparado en un dia especial se convierte en un plato de fiesta
    me ha encantado y con este tipo de pollo el sabor esta garantizado
    Tomo buena nota
    Un besazo !!!

    ResponderEliminar
  13. Madre del amor hermoso, yo ante este pollo hago como los árabes cuando van a la Meca, pero vamos que me doy hasta con la cabeza en el suelo... que pinta tan espectacular!!! y que sabor tiene que tener... si el jodio casi huele hasta en la distancia. Un abrazo enorme ( y dos chupetones para el pollo)

    ResponderEliminar
  14. Que pollo tan rico Bego, a mi también me gusta ponerle romero y otras hierbas que le dan mucho sabor, te ha quedado de un color precioso y con lo buena que es la carne de pollo campero ya me imagino que estaba para chuparse los dedos. Buenisimo mi niña. Besos!

    ResponderEliminar

Dime... ¿Qué te ha parecido?

Quizá te interese también ver estas recetas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...